Tugurio infesto

Escupiendo los versos con la rabia
que carga de pólvora un recuerdo:

Son las 5 de la mañana
en una ciudad plagada de zombies
y en vuestro tugurio infesto
entrada y copa 10 euros.

La cama me espera,
anhelo mi casa
pero antes quiero retener
la supina estupidez de este momento.

5 de la mañana,
deberíais de pagarme por entrar,
tugurio infesto,
la alienación mueve hilos en esto,
marionetas caminan dibujando las eses
y entrada y copa 10 euros.
¡JA!

Meto un chicle en mi boca,
soy Poetaipunto
contra la estulticia
agente cultural.

La imaginación me da la mano
llevándome a una fantasía por realizar
y me veo recitando en vuestro bar
y soy Chinaski, Bandini,
Holden Caulfield quizás
la verdad… que ese pub…
me daba cien patadas.

Y ahí estoy, en vuestro antro
en un futuro recitando,
entre poema y poema
preparando la venganza,
prendiendo la buena mecha
de la mala hostia
y a los presentes animando
a un más sano futuro
sin pisar este local,
sin pagar un puto duro
por entrar
a una mierda de ficción
de diversión domesticada.

Vuelvo a la realidad
de las noches de los muertos vivientes,
vuestras puertas cerradas,
abierta mi mente
y marcho a casa orgulloso.

Yo quiero glosar al arte
radical militante de la poesía
soñando que llegue el día
me sumerjo entre mis sabanas
salivando con esta acción a realizar
y tengo los pies fríos
y sonrisa caliente.

Anuncios