vacaciones

En mi bolsillo se hace sitio el papel,
en la txozna huele a pies.
Te acercas o me acerco,
te pido el carnet.
Se reduce el cerco
y se amplían
las posibles direcciones
“de esta puta noche”.
Somos cinco en el coche
no podemos volver,
dará igual,
a la rutina que le den
y ven
aunque sea sin corsé.
Un mordisco, una caricia, sírvete
mientras pienso
lo bien bien bien bien
bien
que se está de vacaciones
viéndote
sobre mí,
sentada.

Anuncios