Publicado el

piano y tijeras

Cuando pudiendo servir para tocar pianos,
por obra y desgracia de la alternancia
del pensamiento,
del soplar del viento,
del decir y desdecirse,
digo y Diego,
de algo feo,
de joderse,
las manos mutan en tijeras,
se completa el juego de la pedrada y al papel.

Sueño, soledad y utopía se acarician
mientras la observación sentencia:
“no eres normal”.
Anhelas, trabajas y te punzas,
duele:
pedrada y al papel.

Y la piedra afila la tijera
recortando palabras sobre la hoja,
puliendo las esquinas de la melancolía,
quedando solo melodía
que de nuevo intenta
el abrazo.

Alternas piano y tijeras.

Cuando el recuerdo y la ilusión no se divierten
con la misántropa realidad
por miedo a pincharse,
se mutila la alegría
alimentada por una paja mental,
y entonces entiendes
que al igual que Eduardo esculturas en el hielo,
tú mostrarás
poesía en el frio.

Anuncios

Una respuesta a “piano y tijeras

  1. Aloha! Que tal? Pasé tiempo sin venir por aquí, siento la tardanza, he estado de vacaciones y ahora (hoy, mañana) con muchísimo trabajo…
    He estado leyendo y veo que me he perdido
    alguna entrada que otra, me quedaré a leer,
    un abrazo enorme y ya nos leemos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s