Publicado el

Funambulista fantasía o aprender es divertido

Quizás fuera la manera de mirarla,
de admirarla,
o la forma en que mis oídos acunaban su doctrina.

Pero era ella,
en su clase,
desbordando clase,
proyectando las diapositivas,
que divertidas se movían entre sus dedos,
el anhelo de mostrarse ante mis ojos.

Su regla,
vara de medir mis ocurrencias,
espada con la que llevarme a su pared,
enarbolado y delicioso pecado,
proyección de mi deseo.

Siento que escucha
mi saliva bajando por la garganta,
no puedo insonorizar mi trago,
ni sentirme inmune ante el hechizo
que en esa sala ejerce su perfume.

No, no soy ningún robot,
tan sólo soy un aprendiz
en la materia de satisfacerla.
Pero nada digo,
simplemente la observo hablar
a cámara lenta.
Y sus palabras…
despacio…
salen de su boca,
convertidas en un dedo índice
que me señala instándome a responder.

Tengo para ti la sonrisa
intentando acariciar la perfección.

Ante mi respuesta
sus labios son un regalo envuelto,
su lengua es un lazo,
el instante es el aroma de la magia.
Sus labios se abren.
obsequiándome un “buen chico”.
Y entonces de nuevo la sonrisa
queriendo tirar de mi,
fijarse en mi rostro
y quedarse allí por siempre a vivir,
resonando sus palabras en mi mente,
“buen chico” “buen chico” “buen chico” “buen chico”.

Aprender es divertido
y ya no se si estoy soñando
cuando observo
que no son tan solo sus palabras,
sino todo el pack,
todo su ser,
todo su ella
y sus sueños
y realidades
y apuntes
y desbarajustes
y todo su estilo,
con su propio cuerpo,
el que a cámara lenta se acerca a mi.

No hay otro lugar,
ni otro pensamiento,
no hay un universo,
tan solo ella,
en su clase,
y yo.

Entonces aparta mi mesa,
concentra mis pensamientos,
los ojos de búho se salen de sus órbitas,
mis manos se acojonan,
si.

Alza su pierna derecha,
colocando el caramelo de su bota roja,
entre el hueco que dejan mis piernas abiertas,
en la silla.

Y observo,
soy el sudor,
soy los nervios,
mi muslo izquierdo,
su bota roja,
mi muslo derecho,
tiemblo.

No hay espacio para el poema.

Vuelvo a temblar.

Soy del color de su bota,
la sangre se desboca,
la mente se achicharra,
la polla se divierte en el infierno,
quiere llevarme con ella,
sacarme a bailar.

Y prosigue
con esta maravilla de tortura,
que cantidades ingentes de saliva
me hace producir.

En la cuerda floja,
funambulista fantasía
sin el colchón de su cama,
en la cuerda floja,
botón equilibrista
apunto de ser desabrochado.

Anuncios

Una respuesta a “Funambulista fantasía o aprender es divertido

  1. maria ⋅

    very good!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s