Durango 16 de Octubre

Declarado concierto,
siembra,
una certeza,
declarada,
con cierto alto riesgo…
de altos,
de riesgos,
de ahora,
no luego,
del baño a lo absurdo,
del paño que abrillanta sonrisas,
de la máquina espolvoreando el perfecto dialogo,
del pelo,
del urdir de los minutos,
de pensar
y pensar
y pensar,
de acertar,
del sueño y su eje y del mañana,
del ahora a la hora exacta,
del amore amorebieta en Durango,
de coser,
de los tejemanejes,
del manojo que se enreda
y en la esquina guau guau guau,
de darle la espalda al berrido
y la espada al poema,
de jugar,
de apuntarse en la cuenta de la inspiración,
de darse cuenta
en la lista de espera del derroche de la magia,
de que siempre cae algo,
de que siempre toca,
de la caricia adherida a los sentidos,
de que cuando se deje de contar
los cuentos de nunca acabar…
los números volverán tras sus pasos,
dando paso a las letras
de cargados bolsillos,
que no cagan por cagar,
que nunca se llevaran aquellos vientos
que soplan pero no saben llegar.

Hay ganas, hay ganas de jugar.

Anuncios

Pendiente

Pendientes
cosas pendientes
preguntas y respuestas
la distorsión de tus formas
en la mampara de una ducha
donde no se peguen las cortinas
a la piel,
como las sabanas a las mañanas,
las penas a los poemas,
si,
se me hace el guión agua,
evitando que corran por el desagüe
las cosas pendientes.

La boca actúa.

Inspiración
pendiente
de cabeza lanzarse
por
tus
pendientes
que no nos cuesten las cuestas
abajo y sin frenos.

Ver balancear tus pendientes.

Cosas pendientes,
los dientes
no alineados,
fintando a la alienación
estoy
estas
estamos
ñam ñam.

Pendientes
cosas pendientes,
donde el placer pendiente
cuelga,
ato los deseos.
Los veo allí flanqueados por sueños,
y quisiera jugar,
subido a las cometas de las palabras.