Las chicas que escriben

Cuando observo a una chica
sola
sacar una libreta y escribir,
bien sea su diario personal,
la lista de la compra,
el más bello de los poemas
o un simple sudoku,
mi mente imagina
su estilizada,
redondeada
y bella caligrafía femenina.
Y comienzo a salivar sonrisas a colores.
Y a pesar de que ella
no sea la más guapa,
la más buena
la más explosiva
la más tierna
la más cachonda
la más dulce
y yo que sé que más…
Mi cabeza la viste
con los ropajes de lo especial,
de lo interesante,
del conocimiento que desearía paladear.
Y quisiera sacar el valor
al filtrar los pensamientos
para acercarme goloso a sus letras
y poder catar sus deliciosos
y tiernos
armónicos renglones
Ñam, ñam, ñam, por amor al arte

Anuncios

Dame pan y haré la del gato

Dame pan y haré la del gato.
Pan pan pan pan
Me dijiste que era hambre para mañana
y de aquél rugir de mis tripas
llegaron estas melodías.
Para acompañar al eterno combate
los felinos tienen siete prosas
aunque la cosa la pintan las bastas.
“Hay más peces en el rio”,
y rió hasta descojonarse el puente sobre el rio guay.
Quien quiera… que se moje el culo
y volverá a casa tiritando.
Dame pan y haré la del gato.
Pan pan pan pan
Miau au au au…
En el eco de mi maullido
está el dolor.
Lamiendo las heridas espinadas.
Que no te den gato por pez.
Que no penda del anzuelo la jovial perdiz.
Que no muerdas y sangre tu lengua.
Que no usen tu corazón a modo de carnaza.
Que el gusano no huela a rima fácil.
Ay, ay, ay
Cuando salgamos a pescar
por mucho que nos remanguemos los bajos
siempre acabarán siendo salpicados
por meadas propias o ajenas.

me pediste que te escribiera algo

Estábamos en la cama
y me dijiste que en tu móvil,
más de la mitad de mensajes
eran míos.
Lo vi con mis propios ojos
y volaba.
Que los que borrabas los pasabas al word,
taca taca taca taca
en una carpeta con el nombre de “uff”,
junto a los poemas,
y las leyendas que te redactaba.
Estábamos en la cama
y me pediste que te escribiera algo
en ese preciso momento
y lo hice.
Lo dejé sobre la mesilla
y tu extendiste la mano hacia ella.
Cogiste el papel.
Sentí el calor en las mejillas
y me metí bajo las sabanas
pudorosamente.
Lo leíste
y te sumergiste en ellas,
me besaste.
Y al día siguiente
me diste la patada,
y volví a casa siguiendo el rastro
de versos aún por crear.
bajo la sombra de la pena
Y yo, me pregunto:
¿Tan malo era mi escrito, hija de puta?

Somos tímidos pero prácticos

Somos tímidos pero prácticos,
mediremos el lenguaje
y el calor en las mejillas,
nos desnuda.
Paladearemos este instante,
sabemos el coste de crear
unos pocos poemas decentes
y encima se estila el dejar propina.
Extenderemos la mano, esperando el cambio,
cambio de tercio con un buen guión bajo el brazo.
Aseando la ilusión
parapetados en los versos
inspirándonos al caer
y al levantarse
manteniendo la mirada
y sin rimar.
Seremos parcos en palabras
y hablaremos bien poco,
pero queremos darte de comer a la boquita.
Y es que ya sabes,
somos tímidos pero prácticos.

la tramitación y el protocolo

Cuando te vea bajar por esas escaleras
y yo tras este micro
juegue a ocultar la timidez,
te presentaré el último historial de derrotas
un formulario de poemas
y 7 aplausos entrecosidos.

Cuando te vea bajar por esas escaleras
y el olor a Ralph Lauren sea una bandera más
a colgar, con mimo, en este techo
usaré mis palabras como chinchetas
y traeré, toda la documentación necesaria
un par de oídos para tus confesiones
fotocopia compulsada de mi última ocurrencia
y siempre la ausencia de juicios.

Cuando te vea bajar por esas escaleras
y no te quepan en tu mochila verde
las incontables ocasiones en las que me sonrojo
presentes, pasadas, futuras
conjugadas en primera persona
del verbo recitar
te diré que mis versos me sacan la cara
y quizás apología, haga,
de la gozosa e infructuosa búsqueda
de remolinos en tu pelo.

Cuando te vea bajar por esas escaleras
esquivando una rana
sin entrar en rollos macabeos
o paladeando aros de cebolla
te querré decir solamente que
dejando a un lado la poesía
eres mi compañera favorita
hostia ya
y a pesar de que el protocolo
me da por el proto culo
sirva esto, para tramitar, contigo una amistad
y prescindir del justificante
basta una firma en la lateralidad del papel
en color naranja risketo
y archívalo donde creas necesario.

Quizás un día te pida un chute de tu olor,
pero ahora, solo pido
que te levantes, recojas y hagas tuya,
esta, mi solicitud.