Y a pesar de todo, seguiremos, siempre

Si no mantenemos un discurso racional.
Si la literatura no es sinónimo de mercancía.
Si no nos sabemos al dedillo
el manual del buen escritor.
Si nuestra prosa no huele a rosa.
Si todo no tiene su por qué.
Si no hacemos de la norma nuestro credo
y del credo que fue concebido
por obra y gracia del Espíritu Santo.
Si no encarcelamos las vísceras
entre los barrotes del tedio y del aburrimiento.
Si no visualizamos la realidad
con gafas de pasta correctamente domesticadas..

Nunca, nunca ganaremos un concurso literario
en esta ciudad.

Y a pesar de todo… seguiremos, siempre,
desde la emoción, intentando la poesía.
Seguiremos, siempre,
con el sentimiento desbordando el momento,
y los poros al papel.
Seguiremos, siempre,
con las tripas abiertas y con este dedo,
este, precisamente este,
presto a recibir destinatarios.
Seguiremos, siempre,
anhelando pinceladas de justicia orgásmica,
con el semen haciéndose un hueco entre la lírica,
sin artificios.
Seguiremos, siempre,
con la cíclica ilusión.
Seguiremos, siempre,
con amor a la causa,
porque lo demás es por dinero…
pero esto… es por necesidad.
Seguiremos, siempre, con versos miopes
intentando ver la luz.

Seguiremos, siempre,
orinando en las oscuras esquinas de esta pasión,
conscientes de la desnudez de este deseo,
de la pureza de compartir
y de las múltiples formas de sanación.
Seguiremos, siempre
con la blasfemia y la ternura
haciendo manitas.

Anuncios

Era

Hace un par de meses me topé de morros con un concurso de relatos, y envié algo (Era), no soy ningún concursante profesional, no congelamos la emoción, no quiero amoldarme a los concursos y hay bien pocos que se amolden a mí, pero hace dos meses, cuando mi escrito antes de ser enviado era un simple borrador dije “por mis cojones, vamos a ganar”. Y lo envié, y se me unieron voces cómplices con el “Vamos a ganar”. Hace un par de semanas seleccionaron a los 11 finalistas, y entre ellos estaba el mío. Y la victoria estaba mas cerca, e íbamos a ganar y visualizabamos cosas variadas, en una miscelánea de cojones y ovarios, “vamos a ganar”. No hemos podido ganar, no al menos ese concurso, pero que queréis que os cuente… no vamos a extendernos demasiado en lo que opino acerca de esta resolución, ya la sabéis… solo quiero agradecer a ese equipo, porque lo hemos pasado bien durante este tiempo, porque he sentido en plural la victoria, y ha sido un placer, y ya sabéis… seguiremos, siempre, desde la emoción, intentando la poesía. Besos y abrazos variados.

(“Y, sin saber por qué, dicen siempre: ¡Vamos!”)

—————————————————————–

Era

Era la ilusión al madrugar, era afeitar aristas, era la esperanza limpiándose los dientes, era lavar los viejos ropajes, era desayunar mojando la ternura en el tazón de los sueños. Era la ducha de palabras sanadoras fluyendo de la mente. Era ella, de carne y hueso, la inspiración. Era una mochila a la espalda, con dos mudas e infinitas sonrisas para el fin de semana. Eran las siete y media y una estación de autobús. Eran los besos del equilibrista, colocados en el maletero con sumo cuidado. Eran horas pegadas a un asiento y la imaginación desbocada. Eran los minutos que me separaban de ti, cayendo como figurantes de una película de Bruce Lee. Era Andoain y Pamplona y Tudela y algo de goma entre pan y pan. Era Lleida y por encima de todo la promesa de tu imagen en la línea de meta, y el abrazo como alfombra roja. Era un baile todo el camino, era un puente y días festivos, era la comprensión adosada de caricias. Era el brillo en los ojos de la magia. Era origen San Sebastián, destino Barcelona. Era eso, era…

tus bragas en la basura

recuerdo ese día
en el que encesté tus bragas
desde el borde de la cama
en la basura
en canasta de tres puntos
sin pisar la línea
de lo terrenal.
Y sentí que todo lo bueno
podía pasar.

Tus bragas en la basura
15 poemas por crear
tus bragas en la basura
un saco de recuerdos
desbordan mis bolsillos las palabras
y tú, siempre tú, despeinada
y los dientes no alineados
mordiendo un sueño
hasta arrancar un gemido.

Tus bragas en la basura
y más tarde
busqué en los escombros
el perfume
el sabor de tu cuello
y solo saqué rastrojos
de los que inspirarme.
Las moscas hurgaban mi herida
amasaban las heces
con fingida comprensión
y yo quería estamparlas
contra el espejo que las desnuda
en entes carentes de magia.

Tus bragas en la basura
y yo anhelaba tu mano
para salir de excursión
a buscarlas
y enmarcarlas
y abanderar mis estrofas con ellas
y yo deseaba tu mano
para una barra libre de caricias.

Tus bragas en la basura
15 poemas por crear
30 dolores mezclados con tus olores
intentando fusionarse
en las perfectas líneas
que me sanen.

Tus bragas en la basura
pero para esquivar
containers azules
mis versos tienen
un par de pelotas.

Yo soy poetaipunto (poeta y punto)

cuando con palabras
me acercaba a ti
cuando con escritos
te mojabas en sueños
y mis sueños se inundaban
de razones para soñar
yo era y soy poetaipunto

Cuando tu voz era todo
tu cintura la creación
y mis manos el vehículo transmisor
yo era y soy poetaipunto

Antes de conocerte
o cuando disparaba al aire
desentrenadas metáforas
prestas a comerse el mundo
entre las piernas de una musa
yo era y soy poetaipunto
desde incluso antes de ser
consciente de que lo era.

Cuando me deseabas
cuando paseabas mis poemas
entre tus ricas tetitas
y tus volátiles deseos
yo era y soy poetaipunto

Cuando el delicioso desapego hacia el maquillaje
el tuyo
me hacía escribir y escribir y escribir y escribir y escribir
como un puto loco
y tú… eras toda una sonrisa
yo era y soy poetaipunto

Cuando me quedé en la cuneta
y fui un verso sin rima
yo era y soy poetaipunto

Cuando contemples el alzamiento
de mi dedo corazón
yo era, soy y seré siempre poetaipuntoseguido